El pensamiento como motor

Es la evidencia que debería convertirse en consigna.

En campo de batalla diario.

Insistir en lo que se piensa.

Perseguir su rastro, como sea, aunque no sepamos bien cómo.

Dejarnos ir.

Como si fuera agua.

Como si fueran ojos y oídos.

Para ver más allá.

O más dentro.

Ideas como planetas por descubrir.

Piel y secuencia.

De lo que mueves.

De lo que construyes.

Espacios en el tiempo en los que dejar huellas.

Ludovico Einaudi, Elements