Efecto llamada

Este blog es como todos esos mensajes de voz que uno se deja a sí mismo sin esperar a que suene un “bip”. Respuestas o ideas que a veces en plena calle, de la forma más extraña -la casualidad ya sabemos que no existe-, alguien ajeno repite al mismo tiempo como si estuviera al otro lado de la línea, con ganas de mantener una buena conversación.

Untitled-1

Este espacio es una cabina que sigue comunicando a pesar de no tener auricular.

Contar una historia

Contar una historia

No es sólo sentir que está ahí. Es pensarla. Hacerla crecer. Sacarla a la luz. Darle forma. Desplegar el tiempo que sea necesario para que tenga sentido.

El pensamiento como motor

El pensamiento como motor

Es la evidencia que debería convertirse en consigna. En campo de batalla diario. Insistir en lo que se piensa. Perseguir su rastro, como sea, aunque no sepamos bien cómo.